Es un tratamiento con el que producimos un aumento de la temperatura local en los tejidos del rostro y el cuerpo, mediante el paso de ondas de radiofrecuencia (diatermia), aumentando el flujo sanguíneo e induciendo una serie de efectos biológicos beneficiosos en el campo médico estético y de la belleza.