ANTICELULÍTICO:

Potente tratamiento que reduce la celulitis y la retención de líquidos, mejorando visiblemente la piel de naranja, alisando y tensando la piel.

 

REAFIRMANTE:

Tratamiento para recuperar la textura natural de la piel, con resultados no solo visibles, tambíen reconocibles al tacto. Se trabaja por objetivos y en puntos localizados como brazos, abdomen, muslos o glúteos, devolviendo firmeza y recuperando las pérdidas de colágeno.

 

DRENAJE LINFÁTICO:

Método de masaje específico que mejora las funciones del sistema circulatorio linfático, favoreciendo la eliminación de toxinas.

 

EMBARAZO:

Tratamientos preparto para mejorar la circulación y la hidratación de la piel para evitar la celulitis y la retención de líquidos.

Los tratamientos post-parto ayudan a recuperar la figura y la flacidez de la piel.

 

POST-LIPOSUCCIÓN:

Consigue disminuir el dolor, la inflamación y el entumecimiento después de la intervención de estética.